Abono Organico

El abono organico, o fertilizante organico, es el fertilizante cuyo origen (como su nombre indica) es organico, viniendo de restos de vegetales de cultivos, heces de animales, hongos comestibles,… en definitiva de materia orgánica. En contra de lo que a veces se piensa, también existen abonos (y compuestos) orgánicos producidos de forma industrial. El otro gran grupo dentro del abono para plantas que tenemos sería el abono quimico, compuesto por sales minerales con los nutrientes que necesitan las plantas.

Abono organico

Abono organico

La materia orgánica es aquella que contiene moléculas con átomos principalmente de Carbono, Hidrógeno y Oxígeno. Históricamente el término orgánico proviene de órgano, de vivo.

Uso del Abono Organico

En las últimas décadas se han sustituido los fertilizantes químicos por abonos organicos, principalmente por la creciente demanda de alimentos más saludables y agricultura sostenible con el medio ambiente. Aunque los abonos orgánicos ayudan a mejorar los suelos, no aportan los suficientes nutrientes para mantener una agricultura intensiva, necesitando aporte adicional de abono quimico.

Tipos de Abono Organico

Compost

Es el producto que se obtiene de compuestos que forman o formaron parte de seres vivos ya sea de origen animal y vegetal: ramas, hojas, césped, plantas adventicias, cáscaras de frutas, hortalizas, etc… Es un magnífico abono organico para la tierra, ayudando a su regeneración. Por ejemplo en los bosques puedes encontrar una capa formada de forma natural. También puedes elaborar tu propio compost

Compost

Compost

Humus de lombriz

El humus de lombriz es considerado de los mejores para su uso como abono organico. Se obtiene gracias al proceso digestivo de las lombrices. Consiste en el paso por el tracto intestinal de las lombrices de la materia orgánica (100% compost) a la que aporta microorganismos y fermentos y elimina la fitotoxicidad propia del estiércol (acidez, restos de antibióticos, etc.). Tiene un pH neutro, lo que lo hace aplicable a todo tipo de plantas. Además de aportar nutrientes, nitrógeno, fósforo, hormonas, etc…  mejora también la preparación del suelo ante las heladas.

Cenizas

La ceniza de la madera contiene grandes nutrientes para ser utilizado como abono organico para las plantas. En la ceniza encuentras calcio, potasio, sílice, magnesio, fósforo, algo de azufre y muy poco nitrógeno. La composición exacta depende del tipo de madera que hayas quemado. Es necesario conocer la tierra a abonar antes de aportar cenizas, ya que si la tierra es muy caliza es totalmente desaconsejable echar ceniza, porque incrementará esa tendencia.  Deben proceder de maderas sin pintura, esmaltes, etc. Son una solución natural ante plagas y enfermedades causadas por hongos, y son muy útiles para corregir suelos con valores de pH bajos (suelos ácidos) por su ligero efecto alcalino.

Cenizas

Cenizas

Abono verde

El abono verde es un abono organico, compuesto por plantas verdes, que se cortan y se echan a la tierra a modo de abono.  Es muy útil para  facilitar el proceso de recuperación de terrenos que hayan estado sometidos al uso de fertilizantes muy sintéticos. También limitan la aparición de plantas espontáneas o adventicias.

Estiércol

El estiércol tiene su olor característico a heces de animal, ya que es un abono organico formado por las heces fermentadas de animales. Tiene diferentes nutrientes según el animal del que provenga. Puede puede proceder de bovino, de ovino, caballos, gallinas (gallinaza), etc. Aporta nutrientes y sobre todo hace que prolifere la vida de los microorganismos que favorecerán la fertilidad de la tierra.

Turba

La turba son restos vegetales que se han descompuesto con alta humedad y poco oxígeno. Estimula el crecimiento de las raíces de las plantas y mejora la estructura de la tierra dando más esponjosidad, incrementando la absorción de agua y de nutrientes.

Guano

El guano es un tipo de estiercol, ya que son heces de aves. Es un abono con nivel muy alto de nitrógeno, potasio y fósforo, que precisamente son los nutrientes que más necesitan las plantas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *